siete-razones-para-crear-tu-propia-marca
1 - Una marca te diferencia de tu competencia

Como es evidente, el primer atributo de la marca es la capacidad de diferenciación.

La diferenciación es fundamental si queremos que nuestros productos o servicios sean una alternativa a los de otros competidores. Un cliente no puede elegir lo que no puede distinguir. Tener una marca (no solo un logo), construir una marca es un proceso de diferenciación que nos permitirá tener más opciones en el mercado.

Crear tu propia marca permite diferenciarte y ser más visible.

2 - Permite posicionarte en la mente de tus clientes

La diferenciación se produce porque el cliente ve tu producto en el mercado y se hace una idea de él. Esa idea se construye con lo que tú cuentas a través de la Comunicación y el Marketing; con lo que otras personas dicen sobre tus productos o servicios; con las experiencias que el propio cliente ha tenido.

3 - La marca actúa como señal de calidad

Los compradores confían más en marcas con un mensaje establecido y unos valores que el cliente admira y busca en sus productos. Así mismo, tener una marca acentúa el valor del producto e infiere a este una mayor calidad. Los clientes confían más en las marcas y menos en productos blancos. 

4 - Permite fidelizar la clientela

Si un comprador queda satisfecho tras adquirir uno de tus productos, la posibilidad de repetir la venta o de adquirir otros productos de tu marca es mayor. Además, si tu mensaje de marca y tus valores corporativos se alinean con los de tu clientela, está se convertirá en tu mejor recurso. Tus clientes satisfechos serán los mejores embajadores de tu marca.

5 - Mejorar tus precios y márgenes

Fabricar y vender tu propia marca te permite tener el control sobre los gastos de tus productos y controlar tus precios y márgenes sin depender de otras marcas o intermediarios. Además, gracias a nuestros fabricantes en China puedes conseguir reducir costes de forma considerable y aumentar tu margen de beneficio con la seguridad de que tus productos serán de la mejor calidad. 

6 - Los consumidores buscan marcas

A la hora de buscar productos los consumidores tienden a buscar por marca. Los consumidores asocian los valores del producto que buscan (calidad, precio, mensaje, diseño, etc) a los valores de la marca detrás del producto. Tener una marca propia permite crear y aprovechar los valores de está para convencer a posibles compradores. 

7 - La marca genera confianza y mejora las ventas

La reputación corporativa es el abono en el que crece la confianza de nuestros clientes hacia nuestra marca y nuestro proyecto. Esa confianza vuelve a concentrarse en la marca, que es el elemento que nos identifica y nos diferencia de los demás.

La confianza es el motor de las ventas. La marca se identifica con sus clientes, se diferencia de sus competidores, crea relaciones a través de la Comunicación corporativa y el Marketing, el resultado es la generación de reputación y confianza que llevan a nuestros clientes a comprar.

Es un proceso que comienza en el desarrollo de la marca y concluye con el éxito del proyecto.